Cómo desarrollar buenos hábitos y lograr lo que te propongas.

La formación de hábitos es uno de los secretos del desarrollo personal, porque permite llevar a cabo una serie de actividades necesarias sin que nos cueste un gran esfuerzo.



Los hábitos se crean en nuestro cerebro después de repetir una acción de forma regular. La repetición favorece la aparición de una serie de conexiones que se convierten en atajos que nuestra mente emplea para hacer más fácil el trabajo y convertir una acción en algo automático.

Es un recurso del ser humano que le ha permitido que el cerebro no se detenga continuamente en lo que hacemos y que le ha permitido poder avanzar en la vida. A la hora de generar un hábito intervienen ciertas neuronas del cerebro que son responsables de marcar el comienzo y el final y que están ubicadas en una región del cerebro involucrada en la formación de hábitos.

Hábitos

Son un recurso del ser humano que ha permitido que el cerebro no se detenga en lo que hacemos y poder avanzar en la vida.

La ciencia ha demostrado que, cuando una conducta se ha convertido en un hábito, las neuronas involucradas se activan al comienzo de esa rutina aprendida, pero luego no tienen actividad hasta que se finaliza, de tal modo que se forma un patrón de comportamiento.

Los expertos hablan de las tres “R” en la formación de un hábito. En primer lugar, el recordatorio que equivale al desencadenante de la conducta -puede ser una acción determinada, un sentimiento o una emoción-. En segundo lugar está la rutina, que equivale al comportamiento en sí y, por último, la recompensa, que es el premio que obtenemos al finalizar ese comportamiento.



Esta descripción nos puede ayudar a crear buenos hábitos. Por ejemplo, a hacer ejercicio diariamente. El recordatorio puede ser una canción o ponernos las zapatillas en la puerta de casa. La rutina consiste en la actividad física determinada y, por último, se encuentra la recompensa, que puede ser una actividad relajante o una comida sana. Si se repite este patrón durante al menos tres semanas podemos haber adquirido esa rutina.

La Universidad de Harvard establece cinco hábitos para llevar a cabo y tener mejor salud: llevar una dieta saludable, hacer ejercicio regularmente, mantener un peso corporal adecuado, no beber demasiado alcohol y no fumar.



Se puede empezar por uno de ellos, lo que exige planificación y, cuando se logre establecer, ir al siguiente, porque empezar varios a la vez no es una buena idea. Los expertos dicen que el cerebro tarda 21 días en aprenderse un hábito determinado y durante ese periodo es cuando se debe mostrar más fuerza de voluntad para conseguirlo. Lo que no hay que hacer es generar demasiadas expectativas, porque puede ser producente. Es más adecuado fijarse unos objetivos perfectamente alcanzables y la satisfacción será mayor.

En todo caso, la formación de hábitos nos permite hacer con menos esfuerzo un cometido u obligación, por lo que puede ser de gran ayuda para lograr lo que uno quiera, también en el ámbito laboral.

https://www.lavanguardia.com/vivo/psicologia/20220302/8092929/como-desarrollar-buenos-habitos-nbs.html




2 visualizaciones0 comentarios