Diabetes: el hábito que ayuda a regular el azúcar de manera natural

Es importante hacer cambios en el estilo de vida para evitar complicaciones de salud.


Ejercitarse es un elemento clave para mantener un buen estado de salud. La Organización Mundial de la Salud insiste en la importancia de realizar actividad física para evitar complicaciones y el desarrollo de enfermedades no transmisibles.

“Se ha demostrado que la actividad física regular ayuda a prevenir y controlar las enfermedades no transmisibles, como las enfermedades cardíacas, los accidentes cerebrovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer. También ayuda a prevenir la hipertensión, a mantener un peso corporal saludable y puede mejorar la salud mental, la calidad de vida y el bienestar”, indica esta organización.




Asimismo, ejercitarse regularmente aporta diferentes beneficios para la salud física y mental del ser humano. Dentro de estos, se destacan disminución de los síntomas de depresión y ansiedad, mejoramiento de habilidades de razonamiento y juicio y del bienestar general.


Otro de los beneficios que se puede resaltar de la actividad física es que es un hábito saludable que ayuda a gestionar la diabetes. De acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, al hacer ejercicio físico los músculos usan la glucosa para obtener energía. Ejercitarse ayuda a que el cuerpo utilice eficientemente la insulina.







1 visualización0 comentarios